Poemas de Irving Hernández Carbajal


Disidencia

Fragmento de una creación colectiva, producto del Taller de narrativas disidentes “Putx quien lo escriba”, organizado por  Malavida Promotora Cultural.

 

Somos los otros,

los que morimos de dolor, sin realmente habitar en la tumba.

Los que creemos que la cicatriz es más importante que la piel nueva.

Agentes del caos, del pensamiento radical.

Hicimos con nuestra rabia una escandalosa bandera,

a la que nadie puede admirar ni tampoco seguir,

porque este camino no lleva a ningún lado,

es espinoso para el morboso  y aún más hiriente para el que lo transita.

Somos la herida siempre abierta (y no queremos un estúpido curita).

Sólo reclamamos nuestro digno derecho a existir

y gritar desde el olvidado margen:

 

¡hey, estamos aquí!

 

(Aunque te duela)

(Y también a mí).



Coyote

Tenía miedo de regresar al bosque profundo,

no quise abrir por mucho tiempo la libreta,

intenté ser una apagada criatura doméstica,

aullar sólo cuando me lo pedían,

comer y soñar a mis horas…

Pero al final no encontré nada,

tan sólo perdí mis meses.

 

Estoy débil pero sigo furioso,

hay vida ardiente en mis entrañas,

aún me siento capaz de comerme al mundo,

es tan sólo que ya no deseo hacerlo,

ya no quiero cambiar nada, tan sólo comprenderlo.

 

No soy agresivo ni poderoso como el lobo,

pero tampoco soso y servil como un perro.

¡Soy un coyote! Un término medio.

Indomable como el viento,

leal como la tierra que hay en mis tobillos.

¡Soy un espíritu que corre!

Pero no te confundas, no huyo,

¿a dónde podría ir que no sea esto?

 

No te confíes de mis colmillos,

te morderé cada que pueda,

no intentes mantenerme cautivo,

el único apego que siento es a estar libre.

 

Si quieres conocer la magia,

detente a observar el truco,

mira cómo te atrapo

y con la mirada te devoro.

 

Pero no puedes acompañarme,

yo no vivo en manada,

en soledad le aúllo a la luna,

a donde voy nadie puede seguirme.

 

No corro para ir a verte,

lo hago por amor al movimiento.

No escribo para que me lean,

(definitivamente la dedicatoria no va para ti).

 

No voy a cargar contigo.

Consíguete en silencio tu luna

y deja que en tranquilidad me reponga.

 

*Auu, auu, auuuuuu.*

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .