Poemas de Joe Moe

 

Todas esas voces

Todas esas voces
perdidas en un océano eléctrico,
todos esos ecos
retumbando en las montañas.

La música sigue, pero
¿quién queda para escucharla?

Sólo los gusanos
que devoran los cuerpos
y los roedores
que se roban los huesos.
 
 
 
 
Tu amor
 

Recuerdo al sol

calentando mi cara
 
con los ojos cerrados.
 
 
Y también al viento
 
susurrando en mi oído
 
pequeños poemas
 
 
y al río
 
corriendo travieso
 
de piedra en piedra.
 
Olvídate de mí
 
de mi cara, de mis ojos.
 
 
Olvídate de todo
 
de las tardes y los besos.
 
 
Olvida ya eso
 
y deja que hoy
 
te explore de nuevo.
 

 

 

Más allá

 

Más allá de todo,

de las miradas de la gente,

de los desiertos del porvenir,

de las cadenas y los fantasmas.

 

Más allá

se quedan

los besos tibios

y las miradas eternas.

 

Más allá me llevaste

con tus ojos de niña

y tus caderas de mujer.

 

Más allá me dejaste

volando bajo,

entre pilotos automáticos

y estrellas del amanecer.

 

Ahora,

mientras la noche se desvanece,

me pierdo

como la luna

con la salida del sol.

 


Sin semblanza.
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .