“Más que aire”, un discurso de Christian Negrete

Karen Reyes™

En el marco de la primera convocatoria del año 2019, nuestro amigo Christian Negrete, quien a demás de ser el premio Ricardo Garibay del 2017 y autor de La Oscilación de la Memoria, es parte del comité honorario para la revisión de textos en en nuestra revista, nos regala las siguientes palabras.

Foto: Karen Reyes 

 

Más que aire

 

En la época de la indignación inocua que vuela sobre un diminuto pájaro azul. En los tiempos de la “invasión de los imbéciles” en la que se “da el derecho de hablar a legiones de idiotas”, como afirmaba Umberto Eco, un grupo de personas proponen dotar de contenido a una obra digital, y lo hacen en serio, quiero decir, han dado el salto de las charlas de café, que he compartido con ellos, a la acción.

Dubius es un colectivo, una revista, es literatura, filosofía, es posibilidad. Plataforma de lanzamiento de ideas, de procesos de pensamiento, de creación literaria. Siglo veintiuno now. Todos con todas las fuerzas hacia el lado contrario, dinamitando estereotipos. Somos y no somos lo que se dice de nosotros.

Hacer una revista digital aquí y ahora, en medio del océano de información que nos ahoga diariamente ¿es un acto temerario? Sí. Pero no hay otra manera y nunca la hubo. La vía es arrojarse al frente con la única certeza de lo indeterminado. El éxito no es destino, tampoco el fracaso; pues no son más que dos impostores que nublan el juicio. Lo único que importa es la difusión de ideas filosófico-literarias, las consecuencias forman parte del azar que hace tan bien las cosas.

Tengo sobradas razones para ser pesimista, como mi edad o mi nacionalidad; además soy abogado y soy escritor. Sin embargo me resisto a pensar que todo está perdido, de lo contrario alentaría un suicidio colectivo, pero prefiero alentar otro colectivo: Dubius.

Y es que la idea colaborativa es resistencia. Contraria al sistema occidental que ha homogeneizado pensamientos y actividades. Seres humanos con una idea en apariencia sencilla que consiste en unirse, más allá del egocentrismo y la simulación de competencia, del individualismo tendiente a un reconocimiento basado en pulgares arriba.

Este texto es producto del júbilo. No suelo escribir bajo ese estado anímico. Pero cómo no celebrar los arrestos de las personas que conforman el Colectivo Dubius, en especial de Luis Arístides. Me sumo a la tarea de aniquilar el mito: “en Pachuca no pasa nada”. Y digo Pachuca porque aquí vivimos, pero la mirada se posa más allá de los (absurdos y dolorosos) límites territoriales.

El reto se asume con responsabilidad. No se trata de descubrir el hilo negro. Se ha forjado un camino. “La Palanca” de nuestro admirado maestro Diego José y Pablo Mayans o “Tintero” de los talentosos Martín Rangel y Timo Viejo, constituyen testimonios de gran lucidez y enorme calidad.

El epicentro de las grandes historias no tiene porque permanecer en París, Londres, Roma o Ámsterdam. Ni siquiera en Buenos Aires, pese a los grandes esfuerzos de Borges. Los pensamientos y las ideas surgen en un primer momento en la Airosa Bella, en donde grito ahora mismo: Pachuca es más que aire.

 

 


Christian Negrete 
(Pachuca de Soto, Hidalgo 1980)

Ganador del premio estatal de cuento Ricardo Garibay 2017 con el libro “La oscilación de la memoria”. Becario del Programa de Estímulos a la Creación y Desarrollo Artístico en Hidalgo PECDA 2018, en la categoría de creadores con trayectoria.

Es licenciado en derecho y especialista en derecho penal por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo; especialista en justicia electoral por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; especialista en procuración de justicia electoral y maestro en justicia federal por el Instituto Nacional de Ciencias Penales y maestro en derecho civil y mercantil por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.