Colección de Poesía:SECUENCIA REGRESIVA” Por Sietezorros (Jorge Galindo)

Sietezorros es el nombre con el que el músico y escritor de canciones Jorge Galindo (Xalapa, Ver., 1991) recurre a la palabra sobre la página para acercarse a la poesía independientemente de los medios y de las estructuras musicales del songwriting.


 

MUERAN HUMANOS

 

Festival NRMAL 2017

el ruido y la furia

de la máquina humana

impulso inicial

sabes de sobra el lugar que ocupas

pero en tu instinto está rehusarte a aquello

¿a qué otro lugar irás?

por campos de espuma marchitará tu nombre

¿a dónde      si has de llegar

te recibirán con flores?

aguarda un poco

te insistes

te engañas

abres tus brazos

te niegas ausente

solitario durmiendo

la sombra que acontece

no hallas un sitio abrigo lloroso

y cuelga ian curtis

su soga en la esquina

roja rosa visceral

la luz imperante

te tira al suelo     convulsa

y bailas con ella en la nada

de aquél espejo

cantaron canciones

de años de ruido

las sombras que tú mismo proyectas

MATANDO A PLATÓN

pienso en aquello que vino a decirme el agorero viejo

si es cierto que no dominamos técnica alguna ¿qué sentido tendría pensar entonces una ciencia para el acomodo sensible de los pájaros a contraluz que estáticos en el tiempo permanecen en constelación perpetua para nuestro incesante estudio?

yo también río y acaso me imagino semejante a Tínico de Calcis   quizás un claro ejemplo de que la inspiración sólo llega para que lágrimas se le derramen una vez que se le ha perdido.

DEL LIRIO

 

[…] de pronto todos los locales de Regina empezaron a cerrar diciendo que “ái vienen los saqueadores”. De modo que comencé a pedalear en contra del flujo de la gente para ver qué pasaba. No había mucho. Sondeé a algunos locatarios, unos decían que los “saqueadores” venían por el Zócalo, otros que por Izazaga, todos coincidieron en decir que la policía fue quien dio el aviso. […] En ningún lugar, nadie, había visto a los tales “saqueadores”. Lo que sí vimos fue policía, muchísima policía. […] Al final nada había pasado, salvo el miedo.

 

–Testimonio en Facebook; 04 enero, 2017.

 

no es el viento quien trae el aviso

no es un presagio     de setecientos años

aquella sombra que se avecina

{ apenas y habla y apenas y existe }

no es de pasos que está hecho su andar

en la nada el nombre de nadie reclama

como un fantasma     sin cuerpo

{ que apenas y habla y apenas y existe }

pero se siente

cuando la boca de tu vecino

grita allí viene

como el frío del lirio

como un viento febril

y un frío delirio

entonces nadie

sale de casa y marcan sus puertas

derraman en ellas la vida

del cordero más joven     el indefenso

que ayer engendramos

en la plaza llena de gritos.

SECUENCIA REGRESIVA

estamos en nuestro dolor

muy adentro

y nos negamos a soltarlo

afuera hay guerras

pero adentro hoy se celebra la milésima

batalla final que tendrá

que volver a librarse mañana

por eso     con la cuenta regresiva en aquel

casio al que hace tiempo le retiramos la pila

brindamos en la espera de la explosión

atómica que nos dijeron    levantaría nuestras almas al cielo

pero llega un nuevo día y fatigados de cerrarnos

las puertas

con nuestras espaldas encontradas

esperamos a que el más valiente se levante

e indiferente al momento de vulnerabilidad recién acontecido

resuma en una fecha

el egoísmo que nos separa

el adiós que repetiremos

eternamente sin importar el sujeto

que descanse en la cama