“Estúpidas fronteras”: un poema de Josué Ledesma

© John Karborn | Red Automatic III

Les compartimos un poema inédito de Josué Ledesma, caballero ecatepachuquense, camarada poeta de la escena contemporánea hidalguense.

Psicólogo, docente, escritor. Ha publicado Cenicero (Malavida Editorial, 2017). Sus colaboraciones literarias pueden ser encontradas en la revista Los Bastardos de la Uva (Abril, 2013), la compilación de poesía Señales para quien está de paso (Malavida Editorial, 2017), Maldito Vicio del diario El independiente de Hidalgo (Noviembre, 2017) y en la revista electrónica Casa Rosa: Hospedaje Cultural.  Fundador de Circuito: Intervención y Arte,  becario Interfaz Issste | Atemporalidades, Anacronismos y Emergencias (Junio, 2018).

 

Estúpidas fronteras

 

podríamos ser todos amigos

o al menos obsequiar respeto

hacerle caso a los budistas

cristianos, testigos de Jehová

a los católicos de bautizo

pero alcohólicos empedernidos todos

 

podríamos fumar legalmente

de un bong con forma de biblia

asistir a misa de 4:20

y ver Los diez mandamientos de Marley en la escuela

 

podríamos estar en paz con el mundo

solo un momento

pero tenías que escribir Mi lucha

tomar el Estado

invadir América, Europa

arrojar tanta jodida bomba

odiar a los palestinos

 

todo el maldito power

que el mundo entero tenga un iPhone

el niño muera dormido

mientras cuelga de la espalda de una mujer con anemia

 

 

tenías que ponerle barras y estrellas a la rabia

tenías que desear lo que no tenías

tenías que insistir en salir en la portada

 

y a pie de fotografía:

esa foto de un niño inmóvil a quien besa la marea

la subió a redes Sin escrúpulos

 

podríamos ser todos amigos

olvidar las estúpidas fronteras

concentrarnos en descubrir a la bestia en el adentro

encontrar a nuestro aliado en un botón de loto

 

podríamos entender al amor

para guardarlo en una caja de zapatos

debajo de la cama y envuelto en las cobijas

alimentarlo a diario con el lomo de un salmón

servirle un poco de leche tibia

y dejar que salga cuando lo dicte la temperatura

 

podríamos ayudar a otras personas

a encontrar su espíritu huidizo

en un sueño compartido

dentro de un sueño de otro sueño

de otro sueño hasta el propio

 

podríamos enseñar sobre la tiricia

y su poder para curtir las emociones

poner la otra mejilla

mientras la piel reacciona al beso del amante

 

podríamos tener fe

 

parece que los filósofos pesimistas van ganando.